Harry Potter ya forma parte de la historia del cine, tanto por su popularidad como la cantidad de versiones que se estrenaron. Suma aún hoy miles de fanáticos por día y las películas son de lo más exitosas en el ranking del cine de fantasía.

Pero no todo fue alegría, y menos en los set de grabación. Tanto es así que varios de ellos quisieron abandonar a mitad de de camino o expresaron su disgusto por los problemas con el equipo de trabajo.

Daniel Radcliffe - Harry Potter

Daniel Radcliffe.

Aunque suene increíble, para él todo se convirtió en un disgusto. El mago principal de la saga comentó en varias entrevistas que para el final de la saga ya no quería actuar más al personaje. Incluso, comentó que había perdido la emoción y la ilusión con la que hacía su trabajo debido al reiterado ‘stalkeo’ de los fans.

Rupert Grint - Ron Weasley

El trío protagonista de la saga.

Su papel era el del amigo fiel de Harry en la saga. Pero Ron Weasley no soportó la fama que obtuvo tras interpretar al joven mago y en alguna entrevista manifestó su deseo de poder tener una vida donde salga sin que la gente le pida fotos todo el tiempo.

Alan Rickman - Severus Snape

El actor que encarnó a Severus Snape llegó a sentirse incómodo por la poca participación que le entregaban a su personaje. Alan Rickman fue un gran lector de los libros y llegó a discutir bastantes veces con el productor David Yates. El actor falleció en enero de 2016 y es recordado con cariño por todos los fanáticos de la saga.

El mundo de Harry Potter lloró la muerte de Alan Rickman en 2016.

Emma Watson - Hermione Granger

En las últimas ediciones, Emma Watson peleó activamente por él movimiento feminista, y en alguna oportunidad declaró que interpretar a Hermione Granger le resultó muy molesto, pues la encasillaban en ser una “dulce princesita”. Además de que a la actriz británica le costaba cumplir con las extenuantes jornadas de trabajo.

Emma Watson en su papel de Hermione.

Maggie Smith - Minerva McGonagall

Saltó a la fama por su gran interpretación de Minerva McGonagall y reconoció que aceptó el papel porque había pocas obras de teatro en las cuales podía actuar y necesitaba un trabajo. Igual que el resto de los actores, padeció las extenuantes jornadas de las filmaciones.

Maggie Smith. Harry Potter