La crisis inmigratoria se convirtió en uno de los primeros conflictos para Joe Biden mientras busca romper con su predecesor Donald Trump, quien realizó un amplio esfuerzo para reducir significativamente la inmigración regular e irregular entre Estados Unidos y México.

En este marco, un niño de nueve años murió al intentar cruzar junto a su madre y su hermano de tres años la frontera entre ambos países, los tres fueron encontrados inconscientes por los agentes de la Unidad de Infantería de Marina de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. La familia se encontraba varada en una isla del lado mexicano del Río Grande, por lo que los agentes procedieron a su rescate.

“Ilegales”. Para llegar a Estados Unidos, los inmigrantes centroamericanos primero deben cruzar México en “el tren de la muerte” (AP/Archivo)

Mientras la madre y sus dos hijos eran transportados a la costa, los agentes intentaron reanimarlos con técnicas de primeros auxilios. Sin embargo, el niño de nueve años tuvo que ser trasladado a los Servicios Médicos de Emergencia del Departamento de Bomberos de Eagle Pass donde fue declarado fallecido por los médicos.

”Extendemos nuestro más sentido pésame a la familia y amigos de este pequeño niño”, ha expresado el jefe de patrulla del sector de Del Río, Austin Skero II, informó la agencia de noticias Europa Press.

Según detalló hace una semana el secretario de Seguridad Interior estadounidense, Alejandro Mayorkas, muchos de los migrantes que se encuentran son niños solos, algunos de seis o siete años y en su mayoría de Centroamérica.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden insistió este jueves en que su Gobierno está devolviendo a México la “abrumadora” mayoría de los migrantes adultos pero que no dejará que los niños no acompañados retornen solos, “sin ayuda”.

Murió un niño de nueve años al intentar cruzar la frontera entre México y Estados UnidosEFE/ Martín Juárez

El jefe de la Casa Blanca reconoció que las instalaciones fronterizas para migrantes en tránsito en el estado de Texas habilitadas para ellos son “totalmente inaceptables” y ha avanzado que sacarán “rápidamente” de allí a 1.000 de ellos.

Desde el inicio del año fiscal 2021, el pasado 1 de octubre, los agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector de Del Río han rescatado a más de 500 migrantes que intentaban ingresar ilegalmente a Estados Unidos. Todos los días llegan más 500 menores no acompañados a la zona fronteriza.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos y el de Seguridad Nacional han actualizado la cifra de niños no acompañados en la frontera, para detallar que hasta el miércoles había casi 12.000 niños migrantes solicitantes de asilo en centros de atención administrados por el Gobierno. Además de 5.000 bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, que esperan en instalaciones no adecuadas para niños a ser trasladados a otros centros.

Con información de Télam.


RELACIONADAS