El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció este viernes que dio negativo de coronavirus en una prueba rápida preliminar y que ya se siente bien de salud, aunque deberá esperar unos días más para retomar su actividad.

“Me hicieron la prueba de antígeno y ya salió negativo”, dijo López Obrador en un video transmitido en sus redes sociales, tras haber confirmado el 24 de enero que se había contagiado el virus.

Y agregó: “Desde luego que todavía tengo que esperar unos días más, pero ya estoy bien de salud. Me estoy recuperando bien del Covid”.

Según el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, el presidente transitó la enfermedad “prácticamente asintomático”, sólo con un poco de fiebre y dolor de cabeza al inicio.

El contagio del líder izquierdista había generado mucha preocupación en México, debido a que se trata de un paciente de riesgo: es hipertenso y sufrió un infarto en 2013.

México, con 126 millones de habitantes, registró hasta el momento cerca de 1,9 millones de contagios y 161.240 fallecidos por coronavirus. A su vez, los científicos locales están analizando las muestras de un paciente del estado de Jalisco para determinar si hay una variante local del Covid-19.