El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que el incremento en el precio de la gasolina se debe a la especulación que están haciendo los empresarios gasolineros con el combustible y negó la posibilidad de que haya “gasolinazos”.

Durante la conferencia de prensa matutina, recordó que se está dando un subsidio para que no se incremente el precio a los ciudadanos y dejó en claro que aunque “proyectaban que viene el gasolinazo, no va a haber”.

Estación de combustibleEFE/Ulises Ruiz Basurto

El jefe de Estado manifestó que la gasolina tiene que costar lo mismo que en el mes de noviembre de 2018 en términos reales, dado que es el compromiso que le hizo a los mexicanos al llegar a la Presidencia.

En este marco, el presidente señaló que controlar el precio de la gasolina es “un ancla” para mantener estables los precios. “Es muy sencillo, ¿Cómo me van a calificar?, ¿Cómo nosotros mismos queremos que nos midan?.

Sobre como lo calificarán en cuanto a su gestión, el mandatario se respondió: “Sobre la atención a los pobres, al pueblo, y lo que tiene que ver con la economía popular, no la macroeconomía, lo que tiene que ver con el pueblo: el frijol, la tortilla, el pan”.