El presidente, Andrés Manuel López Obrador, celebró este viernes la decisión de Estados Unidos de poner fin a la “emergencia nacional” en la frontera con México, que había sido decretada por el expresidente Donald Trump, así como la construcción de un muro en la zona limítrofe de casi 3.200 kilómetros.

Estamos muy de acuerdo en que se cancele la construcción del muro fronterizo, es un tema que celebramos, porque el muro se ha venido construyendo desde hace algún tiempo. Han construido sus tramos tanto los presidentes demócratas como los republicanos”, dijo el jefe de Estado en conferencia de prensa.

Este jueves, el presidente Joe Biden derogó la emergencia nacional decretada en la frontera con México para obtener fondos con los que construir un muro con el país vecino.

El anuncio fue dado a conocer en una carta dirigida a las presidentas de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y del Senado, Kamala Harris, y llega casi un año después de la última renovación del proyecto y de la declaración de la emergencia hecha por Trump.

López Obrador celebró el fin de la construcción del muro en la frontera entre Estados Unidos y México.(EFE)

López Obrador agregó que otro cambio en la nueva administración estadounidense es “que ya no van a mantener a migrantes esperando su autorización de asilo en nuestro país, sino que van a tenerlos en territorio estadounidense, esperando a que les resuelvan sus peticiones” de asilo.

En tanto informó que según las autoridades migratorias, hay en México alrededor de 6.000 inmigrantes esperando a que les resuelvan sus asuntos. Sin embargo, más de 60.000 personas cruzaron la frontera a solicitar asilo y fueron devueltas a territorio mexicano desde agosto de 2019, cuando ambos países acordaron el programa “Quédate en México”, según cifras de autoridades de EEUU.

El mandatario considera conveniente “que se cumpla este acuerdo y esperar en territorio estadounidense, también que no se piense que están abiertas las puertas de la frontera norte, porque no están autorizando todavía ingresos”, dijo.

Por último, advirtió a los inmigrantes centroamericanos y caribeños que se aventuran por territorio mexicano que “va a llevar tiempo la aplicación de la nueva política migratoria (de EEUU) y no hay que dejarse engañar por los traficantes de personas”, que anuncian puertas abiertas en la frontera.