Las autoridades mexicanas encontraron a 61 migrantes centroamericanos, en su mayoría menores de edad, escondidos en un camión en una carretera del norte de México, cercana a la frontera con los Estados Unidos.

Miembros de la Guardia Nacional hallaron a 33 menores de edad y 28 adultos hacinados y deshidratados por las altas temperaturas en un camión de redilas, en la vía federal Monterrey-Reynosa, en el estado norteño de Nuevo León, informó en un comunicado el Instituto Nacional de Migración (INM).

Tras detectar el vehículo y darle la orden de alto para una revisión, los uniformados comenzaron a escuchar ruidos y voces. Al abrir las puertas, encontraron a los migrantes amontonados y cubiertos con una malla de plástico.

Del total de migrantes localizados, 57 son de nacionalidad hondureña.

Del total de migrantes localizados, 57 son de nacionalidad hondureña, tres son guatemaltecos y una menor de edad es salvadoreña, precisó el INM. Ninguno de los detenidos tenía documentos legales.

Los migrantes fueron canalizados al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Nuevo León para su atención y alojamiento, y se iniciaron los trámites para darles asistencia consular y gestionar el retorno asistido a sus países de origen.

Durante el primer trimestre del año, se dio un vertiginoso incremento del ingreso de migrantes irregulares al país, que alcanzó las 31.492 personas, de las cuales más del 10% eran menores de edad y muchos de ellas viajaban sin acompañantes.

En el primer trimestre, se dio un vertiginoso incremento del ingreso de migrantes irregulares al país. Eric Gay | AP

Las autoridades de los Estados Unidos y México se reunieron el mes pasado para discutir la situación en la frontera que comparten ambos Estados, ante la masiva afluencia de migrantes no autorizados.

Durante el encuentro, se discutieron acciones humanitarias para impulsar en corto plazo un desarrollo económico inclusivo en el norte de Centroamérica, indicó el gobierno mexicano en un comunicado. La mayoría de los migrantes que llegan a la frontera sur de los Estados Unidos proviene de los países del llamado “Triángulo Norte”, integrado por Guatemala, Honduras y El Salvador, azotado por la crisis económica agudizada del coronavirus, la corrupción, la violencia y más recientemente por dos devastadores huracanes en noviembre pasado.

México impuso el mes pasado nuevas restricciones en su frontera sur, en donde únicamente se permitirán los cruces con fines esenciales debido a la pandemia. Algunos analistas consideraron la medida como una fachada para una mayor vigilancia migratoria.

Con información de AP.