México recibió en noviembre pasado un 45,6% menos de turistas internacionales que en el mismo mes de 2019, al pasar de algo más de 3,84 millones a unos 2,09 millones de viajeros por la pandemia de coronavirus.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó este lunes que el principal descenso, de un 55%, se dio en los turistas llegados por vía aérea, que en noviembre del año anterior representaron algo más 1,6 millones de personas y en 2020 fueron solo 726.258 viajeros. En tanto, los turistas fronterizos decrecieron un 40,1% en noviembre hasta llegar a los 1,1 millones de viajeros.

El descenso responde al Covid-19, una enfermedad que hasta el momento dejó cerca de 1,53 millones de contagios y más de 133.000 muertos en el país.

Aunque la bajada del turismo sigue siendo muy acentuada, los datos de noviembre y de octubre mejoraron ostensiblemente frente a la caída del 66,6% en turistas internacionales de julio.

Cayó el turismo internacional en México. (Foto de archivo: EFE/Alonso Cupul)

El 1 de junio pasado arrancó en México la llamada “nueva normalidad” con una apertura económica y social por fases y muy cautelosa tras dos meses de una emergencia sanitaria que paralizó las actividades no esenciales.

Por este motivo, México perdió en noviembre el 54,8% de sus ingresos de divisas producidos por el turismo respecto al mismo mes de 2019.

Los viajeros internacionales dejaron en el país 856,6 millones de dólares en el undécimo mes de 2020, mientras que en noviembre de 2019 gastaron 1.897 millones de dólares.

La industria turística mexicana, que aporta el 8,7% del producto interno bruto (PIB), no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, titular de la Secretaría de Turismo.

Aun así, México fue el tercer país más visitado en el mundo en 2020, según las estimaciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT), un fenómeno coyuntural que se atribuye a las medidas sanitarias flexibles en las zonas turísticas del país.