El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, convaleciente tras contagiarse de coronavirus, se encuentra “en plena recuperación”, según la ministra de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien ha afirmado que el mandatario solo muestra “síntomas ligeros” de la COVID-19. El mandatario desapareció de la esfera pública desde que se confinó al dar positivo por coronavirus el domingo pasado, generando preocupación en el país.

La ministra, que ha asumido las ruedas de prensa diarias del Gobierno tras el contagio de López Obrador, ha asegurado que el presiente está “muy bien” y se espera que concluya el periodo de aislamiento “de la mejor manera posible”. “En cuanto los especialistas den su aprobación, estará con nosotros”, ha indicado, según ‘Milenio’.

Según la información ofrecida a cuentagotas por el Gobierno, López Obrador está confinado en su domicilio en el Palacio Nacional, con buen ánimo y sin síntomas mayores más allá de algo de “febrícula” y “un poco de dolor de cabeza”, y atendido por un grupo de médicos liderado por el secretario de Salud, Jorge Alcocer, quien no ha hecho ninguna declaración.

Andrés Manuel López Obrador (Presidencia)

El positivo de López Obrador motivó también la cuarentena preventiva de otros miembros del Gobierno, como el ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard, que el miércoles por la noche confirmó en Twitter que había dado negativo en una segunda PCR y proclamó: “A seguir trabajando”.

El Ministerio de Salud mexicano notificó el miércoles 17.944 nuevos casos de COVID-19 y 1.623 muertes en 24 horas, lo que eleva a 1.806.849 y 153.639 el balance de positivos y fallecimientos, respectivamente, desde el inicio de la pandemia.

En todo el mundo, los gobiernos han manejado las enfermedades de COVID-19 de sus líderes de diversas formas. El expresidente estadounidense Donald Trump, al igual que López Obrador, anunció su enfermedad por Twitter con pocos detalles y luego fue hospitalizado un día después. El mandatario francés, Emmanuel Macron, compartió un video desde el aislamiento donde describió sus síntomas e instó a sus compatriotas a no bajar la guardia.

El brasileño Jair Bolsonaro lo anunció personalmente en conferencia de prensa mientras llevaba un cubrebocas, que rara vez se había puesto antes. La oficina del primer ministro británico Boris Johnson inicialmente minimizó la gravedad de su condición cuando contrajo COVID-19. Pero una vez que fue hospitalizado en abril, las autoridades informaron periódicamente sobre su evolución.