El martes a la noche, un grupo de personas incendió una estación policial en Bogotá, Colombia, donde había entre 10 y 15 agentes, que lograron escapar. Otros 15 puestos fueron vandalizados y la alcaldesa de la ciudad, Claudia López, calificó el ataque de “brutal”.

//Mirá también: Qué está pasando en Colombia: las claves para entender el conflicto social

“Las 22 comisiones de derechos humanos que activamos han estado previniendo y protegiendo abusos a los ciudadanos, pero la escalada violenta de esta noche es brutal”, tuiteó López.

Según López, a 15 policías “trataron de quemarlos vivos” en el Comando de Atención Inmediata (CAI) del barrio La Aurora, en el sur de la capital colombiana, y añadió que otros 15 de esos puestos fueron “vandalizados” y hay “policías abaleados” y “heridos con arma blanca”.

//Mirá también: Colombia sostiene la militarización en varias ciudades luego de varios días de movilizaciones

“Bogotá sufre esta noche (la del martes) el ataque de criminales organizados que están siendo enfrentados por nuestra fuerza pública. Rechazamos enfáticamente estos atentados contra integrantes de la Policía”, manifestó a la medianoche el presidente colombiano, Iván Duque.

Ante la violencia desbordada, López pidió al ministro de Defensa, Diego Molano, que la fuerza pública “ayude a custodiar” los centros de detención de la Policía donde hay 2825 personas detenidas para “evitar que pongan en riesgo la vida de los privados de la libertad”.

Continúa en conflicto en las calles de Bogotá, ColombiaDaniel Garzon Herazo/ZUMA Wire/dpa

Las protestas violentas comenzaron el 28 de abril y hasta hoy han dejado, según la Defensoría del Pueblo, 19 muertos, una cifra que organizaciones sociales como la Temblores elevan a 31.

Igualmente el organismo denunció que han desaparecido al menos 89 personas, de las cuales solo dos han sido encontradas.

La asonada en Bogotá se produce en vísperas de una nueva jornada de protestas convocada para este miércoles por sindicatos y organizaciones sociales contra al política económica del Gobierno.

Fuego en la estación policial

Según las autoridades, el CAI de la Policía en el barrio La Aurora fue incinerado cuando había entre 10 y 15 agentes dentro, de los cuales cinco resultaron heridos.

Pronta recuperación a nuestros policías. Gracias a la comunidad que se interpuso para que no resultaran incinerados dentro de las instalaciones del CAI Aurora por parte de los inadaptados sociales”, expresó el comandante de la Policía de Bogotá, general Óscar Antonio Gómez.

“A esta hora hay una escalada de violencia en la ciudad, aquí en Biblioteca Tintal acaban de incinerar un bus del SITP (Sistema Integrado de Transporte Público) y en otros puntos de la ciudad”, manifestó por su parte el secretario de Gobierno de Bogotá.

Caos y enfrentamientos

Los enfrentamientos comenzaron en la tarde del martes en varios sectores del sur de Bogotá y se extendieron a otras zonas donde en la noche organizaciones sociales han denunciado excesos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía.

Una de las situaciones más difíciles se vivió en el Portal Las Américas, en el oeste de la ciudad, donde los enfrentamientos se prolongaron por horas, hay al menos tres heridos y fue incinerado un autobús, según las autoridades.

Igualmente hubo disturbios en el barrio Castilla donde los manifestantes fueron reprimidos por el Esmad y también fue atacado el CAI.

En otras ciudades como Cali, donde han sido asesinadas un número indeterminado de personas durante las protestas, continuaron los enfrentamientos pese a que en la víspera murieron cinco personas y 33 más resultaron heridas, según la Alcaldía.

Con información de EFE.


RELACIONADAS