Un exalcalde mexicano que aspiraba nuevamente a ocupar este cargo fue asesinado en el violento estado de Veracruz (este), informó la policía y un dirigente de su partido, en medio de una ola de crímenes contra políticos en el país latinoamericano.

José Melquiades Vázquez, precandidato a la alcaldía del municipio de La Perla por el centrista Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue ultimado por pistoleros en la tarde del jueves mientras viajaba en su vehículo con su esposa.

Pistoleros que viajaban en otro vehículo interceptaron a Vázquez.

El presidente del PRI en Veracruz, Marlon Ramírez, condenó el crimen, ocurrido en la localidad de Mariano Escobedo. “Nos ocupa y preocupa que mujeres y hombres que van a buscar representarlo (al partido) no puedan dedicarse abiertamente a un trabajo de promoción y de oferta política, y tengan que estarse cuidando”, dijo Ramírez en diálogo con la prensa local.

Un informe policial al que accedieron varios medios indica que “pistoleros que viajaban en otro vehículo interceptaron a Vázquez” quien recibió “varios impactos de arma de grueso calibre”.

El crimen ocurre solo horas después de que el gobierno del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador anunciara un plan para reforzar la protección de candidatos, tras reportar que al menos 64 políticos han sido asesinados entre septiembre y febrero pasado. López Obrador aclaró, por su parte, que la protección a los candidatos “tiene que ser voluntaria” para que no se considere una “intromisión” del Gobierno.

Los crímenes buscan incidir en las elecciones parlamentarias y regionales que México celebrará en junio próximo.

Los crímenes buscan incidir en las elecciones parlamentarias y regionales que México celebrará en junio próximo y aumentar la influencia política de las organizaciones criminales, explicó la ministra de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez.

El 15 de febrero, también fueron asesinadas la exalcaldesa del municipio de Cosoleacaque, Gladys Merlin, y su hija, Carla Guadalupe Enríquez, quien era precandidata del partido oficialista Morena para la alcaldía de dicho municipio. Cuatro días antes, Gilberto Ortiz Parra, otro precandidato de Morena al gobierno municipal de Ursulo Galván, también fue muerto a tiros.

Según la consultora Etellekt, durante la campaña para las elecciones de 2018 fueron asesinados 153 políticos, de los cuales 48 aspiraban a algún cargo de elección. Se trata del proceso más violento. De acuerdo con Etellekt, el 90% de esos crímenes están impunes.

Con información de AFP.