A un día de cumplir dos años como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador hizo un balance de su mandato y reconoció que “no ha sido fácil”, especialmente por la pandemia de COVID-19, la crisis económica que derivó de ella, y la oposición.

“No ha sido fácil, porque enfrentamos b, que querían mantener el mismo régimen de corrupción, pero ya son otras las condiciones”, sostuvo López Obrador, que también agradeció a los mexicanos por su apoyo.

El mandatario también defendió la respuesta del Ejecutivo mexicano a la pandemia, que dejó más de 1,1 millones de contagiados y más de 105.000 muertos en el país.

Procuramos que nadie se quedara sin atención médica, sin una cama, sin un respirador, sin un médico”, dijo AMLO, y destacó que “no se permitió que sucediera lo que desgraciadamente pasó en países europeos, incluso en Nueva York”.

El presidente acusó a los gobiernos mexicanos anteriores de repartir el presupuesto como un “botín” destinado a mantener a la clase política y a los traficantes de influencias, y denunció que se “sobornaba” con dinero público, informó el diario El Universal.

En este contexto, López Obrador aseguró que se está poniendo “orden en el caos”. “Pero todo esto se está limpiando, se está enfrentando”, cerró.


RELACIONADAS