El abuso y las prácticas de violencia contra las mujeres por parte de la policía de México fueron denunciadas en un informe presentado este jueves por Amnistía Internacional (AI). La organización le reclamó al gobierno del presidente Andrés López Obrador que proteja el derecho de libre reunión para manifestarse, en un país donde mueren 10 mujeres al día a causa de este problema.

A pocos días del 8 de marzo, en el marco de movilizaciones feministas en el Día de la Mujer, el reporte analiza cinco manifestaciones ocurridas durante 2020, como la toma de una de las sedes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de Ciudad de México el 4 de septiembre, una protesta en León, estado de Guanajuato, el 22 de agosto o la marcha reprimida a balazos en Benito Juárez, estado de Quintana Roo, el 9 de noviembre.

No a la represión de mujeres manifestantesAmnistia Internacional

Por la marcha reprimida a balazos en Benito Juárez, al día siguiente, más de 20.000 mujeres se reunieron en Cancún para protestar por los tres femicidios ocurridos en Quintana Roo durante ese fin de semana. Las manifestantes marcharon por la ciudad turística, quemaron algunos tablones y rompieron algunas ventanas. Antes de que pudieran entrar al Palacio Municipal, un grupo de agentes de la policía abrió fuego contra las mujeres para disolver la marcha.

“Vimos cosas comunes en todas las manifestaciones. Vimos un modelo donde las mujeres salen y expresan su hartazgo ante la impunidad y la falta de respuesta por parte del Estado ante las violencias que sufrimos las mujeres de este país”, explicó la directora ejecutiva de Amnistia en México, Tania Reneaum Panszi.

Una manifestación feminista termina en una carga policial el 28 de septiembre en Ciudad de México.CARLOS JASSO / REUTERS

Durante las detenciones y traslados de las manifestantes, “elementos policiales se dirigieron a las mujeres con lenguaje violento y sexualizado, las amenazaron con violencia sexual y las sometieron a violencia física y sexual”, dijo Reneaum Panszi, citada por Sputnik

”La respuesta violenta de las diversas autoridades a las manifestaciones de mujeres vulneró sus derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica”, denunció la organización en el informe sobre 2020, un año que registró cerca de 1,000 femicidios.

El informe concluye que las autoridades violaron los derechos humanos de las mujeres durante las protestas, con detenciones arbitrarias, amenazas, intimidación, estigmas y hasta violencia sexual.

Con información de Télam.