El huracán Iota causó este martes al menos una muerte y graves daños en la isla colombiana de Providencia, azotada por el potente ciclón, que alcanzó la categoría 5 y tocó tierra por la noche en la costa del Caribe Norte de Nicaragua, acompañado de catastróficos vientos y lluvias y marejadas.

"Hay una afectación máxima (...), estamos hablando de un deterioro de cerca del 98% de la infraestructura de la isla", informó el presidente de Colombia, Iván Duque, en Twitter. Y agregó que hay una persona fallecida "por identificar".

Providencia, donde habitan unas 6.000 personas, es el territorio colombiano más afectado por Iota en su paso por el Caribe rumbo a Centroamérica.

El hospital de la isla perdió parte de su techo y el archipiélago se encuentra sin servicio de electricidad, según el coronel John Fredy Sepúlveda, comandante de policía del archipiélago que agrupa a varios cayos y a las islas de San Andrés, Santa Catalina y Providencia,

Un niño se transporta en una barca entre las calles inundadas en Cartagena, Colombia, por el paso del huracán Iota. (EFE)

Más tarde, Iota llegó a la costa del Caribe Norte de Nicaragua como huracán de categoría máxima, provocando destrozos en las comunidades costeras de Haulover, Prinzapolka, Karawala y Wouhnta, así como Bilwi, donde los fuertes vientos arrancaron techos y árboles.

"Este potente huracán Iota ya está en la parte delantera, ya está en tierra. En este momento el ojo del huracán se encuentra ya tocando el límite de la costa de Haulover", dijo en una conferencia de prensa Marcio Baca, director de meteorología de Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Bilwi, con más de 40.0000 habitantes, en su mayoría de origen indígena, recibió la furia del ciclón en medio de la oscuridad por la interrupción del suministro eléctrico, con muchos pobladores resguardados en casas de concreto mientras otras quedaron esperando en sus frágiles viviendas de madera.

El huracán Iota también provocó destrozos en Bilwi, Nicaragua. (AFP)

Iota es el segundo huracán de gran potencia en azotar el Caribe Norte de Nicaragua en dos semanas, después de que Eta impactara el 3 de noviembre

Por su parte, Panamá declaró este lunes la alerta roja en las provincias occidentales de Chiriquí y Bocas del Toro y en la comarca indígena Ngäbe-Buglé, en las que Eta dejó 19 muertos y 12 desaparecidos.