Las autoridades investigaban este martes a la policía de Cancún tras disolver con disparos una manifestación de feministas que protestaban por el asesinato de una mujer. Varias personas terminaron lesionadas, entre ellos dos periodistas que resultaron heridos de bala.

Grupos feministas en la protesta del lunes en Cancún. (EFE)

El gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín, y la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, condenaron los actos violentos ocurridos el lunes por la noche al calificarlos de "lamentables". Y ambos responsabilizaron a la policía.

La Policía reprimió a tiros a los manifestantes. (REUTERS)

Sin embargo, Joaquín aseguró que la orden de dispersar a los manifestantes la dio el director de la policía local, mientras Lezama sostuvo que el Ayuntamiento "no tiene a su cargo elementos de policía".

La seguridad en Cancún está bajo la coordinación y mando único del estado desde el 7 de junio de 2019.

La marcha fue convocada después de que la fiscalía anunció el hallazgo en Cancún del cadáver de una mujer de 20 años que había sido reportada como desaparecida unos días antes.

Los heridos

El gobierno federal emitió un comunicado a medianoche en el que, además de pedir una investigación, informó que un periodista fue agredido físicamente por policías, que otro resultó herido "por impacto de arma de fuego" y que "personas defensoras de derechos humanos habrían resultado lesionadas".

Este martes, la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió un comunicado en el que elevó a dos los periodistas heridos de bala, ambos colaboradores de medios locales.

La palabra de Andrés Manuel López Obrador

"Lo que procede es que el gobernador indague y aclare lo que sucedido'', declaró este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y agregó: "se debe de actuar sin contemplaciones... No se debe utilizar la fuerza, utilizar armas, disparar, eso tiene que ver con actitudes autoritarias que no se acomodan a los nuevos tiempos".