Un total de 699 personas fueron detenidas en una operación de Interpol contra el tráfico de animales y especies de flora protegidas. Se confiscaron 1,3 toneladas de marfil, una tonelada de escamas de pangolín (el equivalente a 1.700 pangolines muertos), 56.200 kilos de productos marinos, 950 toneladas de madera y cerca de 16.000 kilos de plantas.

En esta operación se requisaron 187 colmillos de elefantes brutos en un camión que cruzaba la frontera entre Gabón y Camerún; en México, las autoridades rescataron en Sinaloa un tigre, un jaguar y una cachorro de león de cuatro meses; 32 chimpancés fueron recuperados en Zimbabue; y en India las aduanas interceptaron 18 toneladas de sándalo rojo con destino a Emiratos Árabes Unidos.

Tráfico ilegal. REUTERS/Charles Platiau

A eso hay que sumar la recuperación de 45.500 especímenes de animales y plantas vivos. Entre ellos un millar de tortugas, 6.000 huevos de tortuga, un millar de pájaros y cerca de dos millares de reptiles. Segun informó este lunes la agencia internacional de policía "habrá más arrestos cuando concluyan las investigaciones en curso".

El secretario general de Interpol, Jürgen Stock, informó: "Los delitos contra la fauna, la flora silvestres y los bosques constituyen el cuarto mayor comercio ilegal del mundo, un lucrativo negocio con consecuencias de gran alcance y devastadoras para el medioambiente, la sociedad, la salud pública y la economía mundial".

Tráfico de animales (Interpol)

Según Stock, detrás de estas prácticas hay grupos organizados que usan estas mismas rutas para el tráfico de personas, armas, drogas y otros productos ilícitos. Además, van de la mano de la evasión de impuestos, prácticas de corrupción, blanqueo de dinero e incluso asesinatos.

La operación, que tuvo lugar entre el 14 de septiembre y el 11 de octubre de este año, puso el foco especialmente en especies vulnerables protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés).

Tráfico de animales (Interpol)

Interpol explicó que la pandemia del coronavirus ha supuesto desafíos adicionales para las intervenciones de las fuerzas del orden, y señaló que cinco policías y tres agentes forestales en Macedonia del Norte fueron atacados. Dos de ellos resultaron heridos de gravedad mientras intentaban intervenir en el marco de esta investigación.

La anunciada ahora se enmarca en las llamadas operaciones "Thunder" (trueno), que se sirven de la coordinación global de Interpol para actuar a gran escala con intervenciones que pueden suponer el arresto de miles de sospechosos del tráfico ilegal.

Con información de EFE.