El desierto de Sonora se encuentra en medio de una disputa entre células delictivas por mantener el control de la zona; se trata de células pertenecientes a los hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán, y el Cártel de Caborca, que es liderado por Rafael "Caro" Quintero.

Debido a enfrentamientos entre ambos grupos delictivos en los últimos meses ha visto incrementada la violencia en la región. Entre enero y agosto del 2020, los homicidios dolosos aumentaron 28%, respecto al mismo periodo del año pasado, pasando de 809 a 1.036.

Sonora Mexico. (AP Photo/Christian Chavez)

El presidente Municipal de Caborca, Sonora, Librado Macías, relaciona la violencia en la zona con que es una ciudad fronteriza, y los grupos delictivos tratan de tener el control para que por ahí se pase su producto del lado de Estados Unidos.

"Es una zona fronteriza muy larga. Pues por ahí pasa droga, definitivamente... Es un enfrentamiento entre dos grupos, acérrimo, que quieren acabar unos con el otro", dijo Librado Macías a En Punto.