En un terreno de Xochimilco en la Ciudad de México encontraron el cadáver mutilado de José David, un joven de 20 años que se encontraba desaparecido desde el pasado 6 de octubre. El padre de la víctima fue quien reconoció a su hijo por el tatuaje del brazo izquierdo y el calzado de una pierna.

El último día que se lo vio con vida al joven, cerca de las 9:36 de la mañana, un hombre tocó a la puerta de la casa donde David vivía con su familia, en la alcaldía Magdalena Contreras. No obstante, su padre quien negó que su hijo saliera, pues estaba dormido.

Escena del crimen

Una hora después, David avisó que saldría con un amigo a llevar unas cosas hacia Topilejo, en un Nissan Versa blanco. El joven fue visto por la tarde cuando caminaba por la colonia. Dos días después y tras la denuncia de desaparición, lo vieron viajar en el taxi Nissan Tsuru de un hombre llamado Alberto.

El 10 de octubre, cuatro días después de la desaparición del joven, la familia halló el taxi estacionado en la colonia El Tanque, en Magdalena Contreras. Ese mismo taxi y el Versa blanco fueron vistos en el pueblo de San Andrés Ahuayucán, donde se registró la última posición del celular de David.

Los habitantes del lugar alertaron a las autoridades sobre el fuerte olor y por ello los policías entraron a un baldío donde estaba el auto blanco, además de una fosa, en la que que hallaron los restos de David, que fueron reconocidos por su padre.

El cuerpo mutilado fue rescatado ayer por la tarde, debido a que los agentes necesitaban una orden de cateo. Por su parte, los familiares de la víctima acusan al propietario del taxi como el hombre que secuestró a José David.