El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que la consulta para juzgar a varios expresidentes tenga un coste elevado y sugirió que el Instituto Nacional Electoral (INE) utilice voluntarios para abaratar el costo.

En una rueda de prensa, el mandatario señaló que el organismo electoral cuenta con una buena estructura para realizar la consulta. "La consulta no cuesta 8.000 millones de pesos", aseguró.

"Yo les diría, con todo respeto, que convoque voluntarios, que habría muchísimos. (...) Como es democracia participativa no hay que pagar", dijo antes de añadir que se pueden "poner muchas mesas con participación ciudadana".

Desde el Palacio Nacional, el mandatario manifestó que el aval por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ya supone en sí una especie de juicio contra los expresidentes.

"Si se vota por el 'sí' es un sentimiento contra los expresidentes, ya sólo ese señalamiento es un juicio, es el tribunal popular, enjuiciándolos, juzgándolos. Si dicen 'no', están exonerados", ha expresado.

En este sentido, aclaró que si los presuntos delitos cometidos por los exmandatarios han prescrito "eso es otro asunto". "Eso lo tienen que resolver las autoridades", confirmó.

"Es un proceso de enseñanza-aprendizaje de la vida pública del país y sobre todo es un mensaje de la no repetición de los abusos, para que no impere y prevalezca la impunidad", ha afirmado.