Las duras imágenes del momento en que una madre perruna empieza a cavar la tumba de su cachorro le dieron la vuelta al mundo. El hecho ocurrió en Filipinas, exactamente en Binmaley, Pangasinan.

La madre lleva por nombre Bettie. Desconsolada y haciendo un agujero con sus patas delanteras, le dio un último adiós a su pequeño antes de dejar caer al cachorro sin vida dentro y cubrirlo con tierra.

"Le di tiempo por última vez para ver a su hijo. Lloré mucho entonces porque sentí su dolor pero cuando la vi cubriendo el suelo", aseguró Lenny Rose Ellema, dueña de la mascota.

Ellema agregó que luego del funeral, Bettie no parecía querer salir del lugar y se vio obligada a cargar a la mascota porque ya era de noche.