Santiago Nieto, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, reveló este lunes que están investigando a los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón en el marco de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y su relación con la petrolera PEMEX.

"Nosotros lo que tenemos que hacer es corroborar que los datos de la denuncia sean ciertos, estamos en este momento en el proceso de investigación", afirmó Castillo en declaraciones al diario El Universal' al ser interrogado por si la investigación alcanza a Peña Nieto y Calderón.

La denuncia la planteó el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien vincula directamente a 70 personas, incluidos los dos expresidentes, con la trama corrupta relacionada con Odebrecht.

Ahora la UIF está analizando operación por operación en el sistema financiero para ver si hay elementos o no que procedan y presentar la denuncia, lo que podría suceder en un plazo de tres meses.

Además, Castillo vinculó su destitución como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) en octubre de 2017 con las órdenes de aprehensión que consiguió contra los exgobernadores priistas Javier Duarte y César Duarte y por el caso Odebrecht.

Hasta ahora, Castillo presentó cinco denuncias relacionadas contra la administración Lozoya en PEMEX y se prepara una sexta relacionada con Odebrecht y el pago de 3.000 millones de pesos.

Sobre las acusaciones de que la UIF se ha convertido en el brazo represor del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Castillo ha rechazado que haya un "tinte político-partidista". "No es mi culpa que sean corruptos. No es mi culpa", ha remachado.