Increíble: habitantes de Hidalgo se sorprenden tras la visita de un tigre de bengala

Conozca al tigre de bengala que visitó Hidalgo.
Conozca al tigre de bengala que visitó Hidalgo.

El inmenso felino se refugió dentro de una taquería y según los testigos no mostró comportamiento agresivo.

Esta semana la Ciudad de México cayó de asombro tras la presencia de un tigre bengala que deambulaba por Hidalgo. Mientras el gran felino se encontraba de paseo, los vecinos del sector buscaban resguardo tras sentir la imponente presencia del animal.

El recorrido que enfrentó el tigre por el centro histórico de la localidad finalizó en una taquería llamada “Los Amigos”, localizada en la calle 16 de septiembre del municipio Mixquiahuala.

Para inmortalizar el momento, uno de los habitantes del sector logró fotografíar al tigre bengala mientras este se detenía en los tacos. De hecho, se puede observar cómo el dueño del negocio lo acaricia e intenta despojarlo de una especie de correa que portaba.

El dueño del local "Los Amigos" intenta sacarlo de su propiedad.
El dueño del local "Los Amigos" intenta sacarlo de su propiedad.

Testigos de la visita aseguran que el animal se sintió atraído por el olor a carne, muy particular en la taquería, por lo que era lógica su parada en este lugar. Además, agregaron que minutos después una persona llegó con premura a sacar al animal del local.

Entre tanto se desconoce de forma oficial la procedencia del tigre de bengala, su estado de salud o la identidad del propietario. Aunque los hechos fueron confirmados por el Gobierno municipal liderado por el morenista José Ramón Amieva.

Este tigre se convierte en el tercer felino que deambula por la vía pública de Hidalgo durante los últimos dos meses.

Tigre de bengala hiere gravemente a su cuidador en Michoacán

Otro de los casos protagonizados por esta raza dio lugar en el municipio de Peribán, en donde un cuidador fue agredido en una extremidad superior.

Según lo que se puede observar, el hombre introdujo su mano en la jaula para darle de comer, mientras aprovecha para regalarle una caricia. Pese a su atención, el tigre de bengala rechazó el acto tras morder gran parte de su brazo izquierdo.