Una fuerte tormenta de nieve azota este lunes al noreste de Estados Unidos y podría ser una de las mayores de la historia en golpear Nueva York, que decretó el estado de emergencia y suspendió las vacunaciones contra el Covid-19.

El servicio meteorológico nacional (NWS) emitió un aviso de tormenta para una zona que abarca desde Virginia hasta Maine, donde viven decenas de millones de personas. Además, pronosticó enormes nevadas con vientos de hasta 80 km/h en Nueva York, Nueva Jersey y partes de Filadelfia y Connecticut.

En Nueva York se esperan 50 cm de nieve.(AFP)

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, decretó el domingo a la noche el estado de emergencia en la ciudad, donde se esperan unos 50 cm de nieve.

En tanto, decretó el cierre de las escuelas lunes y martes y restringió los desplazamientos no esenciales. Este año, no obstante, no tanta gente se ve afectada ya que muchos alumnos asisten a clases en línea y miles de empleados trabajan desde casa a raíz de la pandemia de coronavirus.

El alcalde también suspendió las citas de vacunación contra el Covid-19 de este lunes y prohibió a los restaurantes atender a los clientes en mesas situadas en el exterior.

Pedí a la gente que no esté en la calle. Es peligroso. La tarea más importante ahora es proteger la vida de las personas haciendo frente a la nieve. Mañana (martes) realmente queremos volver a la vacunación”, dijo de Blasio al canal de televisión MSNBC.

Nueva York, en estado de emergencia por el fuerte temporal de nieve.(EFE)

“Esta es una situación peligrosa, donde hay riesgo de muerte. Esperen múltiples cierres (...) y si no son trabajadores esenciales, quédense en casa”, pidió por su lado el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en conferencia de prensa.

La nevada, que comenzó en la noche del domingo, alcanzaba los 33 cm en Central Park en la tarde del lunes. Seguirá cayendo hasta la tarde del martes y podría llegar a hasta 50 cm, según el servicio meteorológico.