Al menos tres personas murieron y otras 10 resultaron heridas luego de un tornado que arrasó el condado estadounidense de Brunswick, en Carolina del Norte, poco después de la medianoche de este martes.

La Administración de Emergencias del Condado de Brunswick precisó que muchas personas quedaron atrapadas en sus casas y que otras tantas se encuentran desaparecidas. Durante el día continuarán los operativos de rescate en el condado, que tiene una población de 140.000 habitantes.

Desde que se registró el fenómeno, las autoridades locales emitieron una advertencia y les solicitaron a los vecinos no salir a la calle.

Según imágenes subidas a las redes sociales, el tornado partió árboles a la mitad, destruyó cientos de casas (a algunas las arrancó desde sus cimientos). También derribó líneas eléctricas, dejando a miles de personas sin electricidad, de acuerdo a la empresa de servicios públicos Brunswick Electric Membership Corporation.

Asimismo, buena parte de a la autopista 17, entre las comunidades costeras de Carolina del Norte de Sunset Beach y Ocean Isle Beach, quedó afectada.

Según informaron las autoridades locales, los vientos más fuertes se registraron en el sureste del condado, cerca de Grissettown, en la comunidad de la plantación Ocean Ridge, una “comunidad exclusiva y lujosa de golf y playa”, donde se produjeron la mayoría de los daños y las tres muertes reportados.

”Es algo que nunca antes había visto. Mucha destrucción. Va a llevar un largo proceso de recuperación”, informó a primera hora de esta mañana el alguacil del condado de Brunswick, John Ingram, en una conferencia de prensa.

Este es un evento muy, muy trágico para nuestra comunidad y nuestro condado”, agregó el comisionado del condado de Brunswick, Randy Thompson.

Con información de AP y ANSA.