El presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, fue castigado una vez más por su comportamiento en las redes sociales.

Después de que TikTok desactivó su perfil por “incitar a la violencia”, ahora, la compañía, removió en las últimas horas todas las grabaciones del mandatario en las que denunciaba ser víctima de un fraude electoral y donde cuestionaba la victoria de su rival, el opositor Joe Biden.

Además, la plataforma utilizada para compartir videos cortos bloqueó las publicaciones que contengan los hashtags (#) más utilizados por los simpatizantes de Trump que apoyaron o participaron del asalto contra el Capitolio: #stormthecapito (”tomar el Capitolio”) y #patriotparty (”partido patriota”).

Las denuncias de Trump sobre un fraude electoral, que las cortes de los Estados cuestionados rechazaron, violan las reglas de desinformación de TikTok, que permitirá un “contradiscurso” a las acusasiones de Trump en su plataforma, según informó el canal de noticias RT.

Amazon se sumó en los esfuerzos por aislar a la red social Parler.

En paralelo, Amazon se sumó en los esfuerzos por aislar a Parler, la red social que suelen utilizar los grupos ultranacionalistas, supremacistas y violentos de los Estados Unidos, muchos de los que apoyan a Trump y replican sus mensajes.

A partir de mañana a primera hora, dejará de albergar en sus servidores a Parler y ya no se podrá acceder desde su plataforma. ”Teniendo en cuenta los desafortunados acontecimientos ocurridos esta semana en Washington, hay un riesgo real de que este tipo de contenidos incite más a la violencia”, argumentó la empresa.

Las decisiones de TikTok y Amazon se suman a las que tomaron otras redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram, las plataformas Twitch y Snapchat, y aplicaciones como Google Play y Apple Store, que restringieron la difusión de mensajes de Trump y sus seguidores, bajo el argumento de “incitación a la violencia” tras el asalto al Capitolio, en medio de la transición de poder tensa en el país.

La decisión que más afecta a la comunicación diaria del mandatario saliente es la que tomó Twitter el viernes.

La decisión que más afecta a la comunicación diaria del mandatario saliente es la que tomó Twitter el viernes. En esta red social, el megáfono favorito del republicano con cerca de 89 millones de seguidores, su cuenta fue suspendida “permanentemente” tras un primer bloqueo de 12 horas el miércoles por sus mensajes durante el ataque al Congreso en Washington DC, que dejó cinco muertos.

Tras lo ocurrido, Trump, condenó la decisión de Twitter y anticipó que plantea crear su propia plataforma para difundir sin filtro sus mensajes. “¡No nos silenciarán!”, exclamó Trump en un comunicado distribuido por la Casa Blanca después de que Twitter anunciara que le había privado definitivamente el uso de su cuenta.