Un sismo de magnitud 7 sacudió este jueves el sur de Filipinas. Los habitantes del municipio de José Abad Santos en el extremo sur de la isla se quedaron sin electricidad durante unos quince minutos tras el sismo que afectó la región pero no había daños materiales.

Según indicó el instituto geológico de Estados Unidos (USGS), el sismo se registró a las 20 horas locales (12H23 GMT) a unos 310 kilómetros al sudeste de Davao en la isla de Mindanao y a una profundidad de 95 km. El jefe de la policía, Glabynarry Murillo, expresó ”vimos a varios habitantes salir a la calle”. “También salimos afuera porque la comisaría es un edificio de tres pisos”, añadió.

El instituto filipino de vulcanología y sismología advirtió de réplicas pero dijo que no se esperaban daños. ”Se ha sentido de manera extensa porque es un terremoto importante pero es profundo y no provocará daños en la infraestructura porque es bastante lejos (de la isla)”, señaló Renato Solidum, director del instituto.

Cabe recordar que Filipinas se encuentra en el “Cinturón de Fuego del Pacífico”, una zona que acumula alrededor del 90 % de la actividad sísmica y volcánica del mundo, y que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.

Con información de EFE y AFP.