El tenista español Rafael Nadal vivió un incómodo momento durante el partido que disputaba. Lo que parecía una broma divertida, se transformó en una actitud desagradable por parte de una persona de la tribuna.

Nadal, segundo favorito en el Abierto de Australia, sacaba 6-1 y 5-4 frente al estadounidense Michael Mmoh, por la segunda ronda, pero después del segundo servicio el silencio se cortó en el estadio cuando las tribunas comenzaron a murmurar, cosa que no era muy entendida desde la cancha. Una mujer estaba gritando y molestando y cuando él la divisó entre todo el público, ella le contestó con un gesto grosero, levantando el dedo mayor de su mano derecha.

Incómodo momento para Rafael NadalLa Nación

Las cámaras enfocaron a Nadal, que sonrió nerviosamente y le preguntó a la mujer si el gesto era para él. Los aficionados reprobaron la actitud de la mujer, a quien el personal de seguridad la obligó a abandonar el estadio. Tras unos segundos de tensión, volvió la calma al court principal del Melbourne Park, Nadal fue autorizado por el umpire a repetir el primer saque (había sido malo) y el match continuó. El trece veces ganador de Roland Garros terminaría imponiéndose por 6-1, 6-4 y 6-2, en una hora y 47 minutos. El rival de Rafa en la tercera ronda será el británico Cameron Norrie (69°), que derrotó al ruso Roman Safiullin por 3-6, 7-5, 6-3 y 7-6 (7-3).

No la conozco y, sinceramente, no quiero conocerla”, dijo Nadal después del partido. Campeón en Australia en solamente una ocasión (2009), el español busca ganar nuevamente el título aussie y alcanzar el trofeo número 21 de Grand Slam, con el que superaría la marca que comparte con el suizo Roger Federer. Luego, en rueda de prensa, Rafa fue más allá: “Creo que los dedos estaban dirigidos a mí. Bebió demasiada ginebra o tequila. Fue raro pero divertido. Para mí fue gracioso. Me sorprendió que alguien me diera un dedo de honor. Pero pensé que debería estar borracha”.

Ante Mmoh, Nadal superó otro desafío teniendo en cuenta las dudas que mostró en la previa del certamen por padecer problemas musculares. Su próximo rival, Norrie, es entrenado por el argentino Facundo Lugones y será el primer enfrentamiento entre ambos.


RELACIONADAS