China comenzó a usar en mayor escala los hisopados anales para testear a las personas consideradas de más alto riesgo de contagio de Covid-19, siguiendo una nueva modalidad considerada más eficaz en la identificación del virus

Los funcionarios sanitarios tomaron la semana pasada hisopados del nuevo tipo a residentes de los barrios de Pekín con casos confirmados de coronavirus.

Hisopados en China. (EFE)

Pequeños pero múltiples focos del virus afectan sobre todo al norte de China, además de Pekín y Shangai, impulsando a planificar tests masivos incluso donde hasta ahora se usaban sobre todo hisopados faríngeos y nasales

El método de los hisopados anales “puede aumentar la tasa de confiabilidad de relevamiento de las personas infectadas”, porque las huellas del virus persisten más a lo largo del ano que en el tracto respiratorio, explicó Li Tongzeng, médico del hospital You’an de Pekín.

Con el aumento de los casos en el mundo, China impuso requisitos más severos a las llegadas internacionales al territorio, en un intento de mantener la transmisión doméstica cercana a cero.