Las primeras 800.000 vacunas contra el coronavirus llegarán este fin de semana a Gran Bretaña desde Bélgica, según lo anunciaron sus inventores, los dueños de la empresa BioNtech, en una conferencia de prensa desde su laboratorio en Alemania. El Reino Unido es el primer país del mundo en aprobar la vacuna Pfizer/BioNTech COVID-19 para su uso. Ha recibido el visto bueno del regulador británico de salud (MHRA) y se implementará a principios de la próxima semana.

Según anunció la primera ministra Nicola Sturgeon, en Escocia, las vacunaciones comenzarán el próximo martes. En el resto del país, será la semana que viene, sin precisar cuando. Esto representa un alivio para el reino, que fue el más afectado a nivel de muertes de Europa, con 59.000 víctimas.

En el Reino Unido temen la tercera ola de contagios. Foto Mirror.

En primer lugar serán enviadas 10 millones de dosis antes de fin de año, las cuales serán para aplicar con prioridad a los ancianos de los geriátricos y sus cuidadores. Al menos 40 millones de dosis, suficientes para 20 millones de personas, llegarán a Gran Bretaña para toda la campaña de vacunación y deberán ser refrigeradas a 70 grados bajo cero. Luego pueden mantenerse a temperaturas de 2 a 8 grados, una vez salida del super congelador y seguir estable. Para esto, el supermercado Islandia ofreció sus gigantescos freezers.

La efectividad e inmunidad

Los estudios han demostrado que tiene una efectividad del 95% y funciona en todos los grupos de edad. Cada persona recibirá dos dosis, separadas por 21 días y solo tres días después de la segunda dosis, comenzará a producir inmunidad. A diferencia de otros países, más del 57 por ciento de los adultos británicos quieren recibir la vacuna, según un sondeo de Savanta/ComRes. No obstante, la vacuna no será obligatoria.

Los científicos turcos alemanes inventores de la vacuna dieron una conferencia de prensa en Mainz, en Alemania. Ozlem Tureci, la jefa médica del laboratorio y una de sus creadoras, explicó que no había preocupaciones de seguridad para la vacuna. “De hecho fue una vacuna bien tolerada. Nosotros observamos unas reacciones comunes que van con toda vacunación, incluido dolor en el sitio de la inyección, fatiga, dolor de cabeza y dolor muscular. Mayoritariamente estas reacciones fueron de leves a moderadas”, describió.

Vacuna COVID-19 Pfizer. REUTERS/Dado Ruvic/

Sean Marret, a cargo de la distribución de la vacuna para BioNtech, dijo que hay 570 millones de dosis de la vacuna pedidas en todo el mundo. Entre ellas, 40 millones han sido compradas por Gran Bretaña. “Estas dosis que tenemos para Gran Bretaña ya están empacadas por nuestros colegas de Pfizer, en las instalaciones en Bélgica, listas para ser enviadas muy, muy rápido”, explicó.

Para tranquilidad de los geriátricos, dio esperanzas y calma logística, explicando que la vacuna puede ser transportada por seis horas a más altas temperaturas.

Las prioridades para su aplicación

En la primera fase, los adultos mayores de las residencias de ancianos y sus cuidadores serán los primeros en ser vacunados, confirmó el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) del gobierno británico. En la segunda fase estarán los que tienen 80 años o más, junto a los que están en la primera línea en hospitales y asistentes sociales. Luego, en la tercera, todos los que tienen más de 75 años.

Reino Unido (AFP)

En la cuarta fase los que tienen más de 70 años y los individuos que son clínicamente extremadamente vulnerables. En la quinta fase se suman los que tienen más de 65 años. En la sexta, aquellos que tienen entre 16 y 64 años, con condiciones de salud que los ponen en riesgo de mortalidad o alto riesgo. En la séptima todos aquellos que tienen más de 60 años. En la octava los que tienen más de 55 años y en la novena aquellos que tienen más de 50 años.

Los dos grupos que no van a recibir la vacuna serán las mujeres embarazadas y los niños menores de 16 años. Los niños que podrán ser vacunados son aquellos con severos problema neurológicos que requieren cuidados en una residencia. “El público puede tener la certeza que los estándares con los que nosotros hemos trabajado son equivalentes a los estándares alrededor del mundo” explicó June Raine, jefe ejecutiva de la agencia regulatoria británica (MHRA).

¿Victoria británica o proyecto global?

En Gran Bretaña el anuncio de la vacuna está siendo vivido como una victoria del gobierno, en medio del Brexit, y no un proyecto global y europeo. El embajador alemán Andreas Michelis criticó la euforia del ministro de negocios británico, Alok Aharma.

“¿Por qué es tan difícil reconocer que este es un importante paso como un gran esfuerzo y éxito internacional”?, se preguntó. “Yo no pienso que sea una historia nacional. Más allá de que sea la compañía alemana BioNtech quien hizo esta crucial contribución, esto es europeo y transatlántico”, dijo el diplomático.

Por su parte, el primer ministro Boris Johnson celebró en la Cámara de los Comunes “la fantástica noticia” de que los reguladores británicos aprobaron la vacuna Pfizer, después de enfrentar una rebelión de 56 de sus propios legisladores conservadores frente a las restricciones por el COVID-19 en las regiones en la noche del martes.

Primer Ministro, Boris Johnson EFE/EPA/WILL OLIVER

“La vacuna nos permitirá encaminar nuestras vidas”, dijo el primer ministro. “Esto es incuestionablemente una buena noticia pero de ninguna manera es el fin de la historia, no es final de nuestra batalla contra el coronavirus”, admitió el premier. Recomendó a la gente no tener esperanzas “demasiado rápido” de que podían recibir enseguida la vacuna porque hay una lista de prioridades.

Administración de la vacuna

Para el secretario de salud Matt Hancock, la aprobación de la vacuna es una “noticia fantástica”. “La MHRA, el regulador ferozmente independiente, ha autorizado clínicamente el lanzamiento de la vacuna”, anunció. “El NHS está listo para que eso suceda. Así que desde principios de la próxima semana comenzaremos el programa de vacunación de personas contra COVID-19 aquí en este país”, añadió.

Hospital de Londres (Foto: Will Oliver/EFE/EPA)

Hancock detalló que habría “tres modos de administración” de la vacuna. “El primero son los propios hospitales”. “Hay 50 hospitales en todo el país que ya están instalados y esperando recibir la vacuna tan pronto como se apruebe, por lo que ahora puede suceder. También los centros de vacunación, que serán grandes centros donde la gente pueda ir a vacunarse. Se están instalando ahora”, continuó.

La logística estará a cargo de los militares, como lo estuvieron en plena pandemia, cuando el gobierno no conseguía imponer orden en el descontrol. Los hospitales, centros de vacunación masiva, médicos de cabecera y farmacias son parte de la inmensa logística para vacunar a la población. Hancock explicó que habrá “una combinación de tres modos de administración” para la vacuna.

Con información de Clarín.