En medio del aumento de casos de coronavirus, la policía francesa informó que detuvo una orgía clandestina de más de 80 personas en un almacén en Collegien, localidad ubicada las afueras de París, y detuvo a los concurrentes por infringir el toque de queda que hay en este país.

Según informaron las autoridades, los vecinos de la zona los alertaron de que allí estaba sucediendo una masiva fiesta sexual. Los agentes arribaron alrededor de las 21 y se encontraron con 11 personas en el estacionamiento del lugar.

El diario británico The Independent informó que la policía debió esperar dos horas para obtener el permiso judicial que les permitiera ingresar a la propiedad. Allí dentro, se encontraron con 81 personas que estaban participando de una orgía, rompiendo así el toque de queda impuesto en Francia, que restringe el movimiento de 6 p.m. a 6 a.m.

Orgía en Francia.AFP

“El evento violó el toque de queda, y también hubo problemas con las máscaras y el distanciamiento social. Los involucrados en la fiesta cooperaron con las autoridades y no hubo resistencia a la policía”, comentó uno de los oficiales que participó del operativo.

Por lo pronto, las autoridades confiscaron “sistemas de sonido e instalaciones de iluminación, junto con el alcohol”, según detalló el mencionado medio británico.

En total todas las 81 personas fueron multadas por violar el toque de queda. Además, otros tres individuos fueron detenidos para realizarles una interrogación.

El antecedente belga

En diciembre del año pasado, agentes de la policía de Bruselas desbarataron una orgía en un local del centro de esta ciudad en la que participaban 25 hombres, entre ellos al menos dos diplomáticos y un eurodiputado.

El eurodiputado József Szájer, uno de los que participaron de la orgía en Bruselas.AP

En principio una orgía entre adultos que participan en ella de forma voluntaria es algo totalmente legal en Bélgica, pero en plena pandemia viola las normas sanitarias.

Según el relato que los agentes hicieron al diario La Derniere Heure, cuando llegaron tras una denuncia al local donde se realizaba la orgía, en la que había litros de alcohol y varios tipos de drogas, encontraron 25 hombres. Entre ellos, varios diplomáticos y un eurodiputado. “Interrumpimos un gang bang”, graficaron los policías