La congresista demócrata estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez relató que temió por su vida durante el violento asalto de partidarios de Donald Trump al Capitolio el 6 de enero pasado, que la obligó a esconderse en el baño de su oficina, y reveló además que se considera una superviviente de una agresión sexual.

Visiblemente emocionada y a través de un video en vivo en su cuenta de Instagram, la congresista de 31 años reveló el suceso que había vivido mientras narraba en directo el trauma que le produjo ese día contemplar el asalto al Capitolio encerrada en un baño.

Alexandria Ocasio-CortezWeb

Soy una superviviente de una agresión sexual. Y no le he dicho eso a mucha gente en mi vida”, manifestó la neoyorquina nacida en el Bronx, que fue elegida por el distrito número 14 de la ciudad, que engloba a algunas áreas de los populares barrios del Bronx y Queens

”La razón por la que digo esto y la razón por la que me emociono en este momento es porque estas personas (los republicanos) que nos dicen que sigamos adelante, que no es gran cosa, que debemos olvidar lo que sucedió, e incluso que nos disculpemos, usan las mismas tácticas de los abusadores”, puntualizó.

Para la congresista demócrata, las dos situaciones, tanto la del asalto sexual de la que fue víctima como la experiencia en el capitolio, le supusieron un trauma, a pesar de que entre ambos hechos no hubo relación.

Ocasio-Cortez hizo un relato detallado de cómo se produjo el motín que acabó en asalto al Poder Legislativo estadounidense, pero no entró en la descripción de cómo se produjo el asalto sexual del que fue víctima en el pasado.

”Dónde está ella?”, gritaba un hombre, mientras golpeaba a puño cerrado la puerta del baño del Capitolio, en medio de la invasión de seguidores a favor de Trump. Así lo relató la diputada demócrata en un video en directo en su cuenta de Instagram, donde la siguen más de 150.000 personas.

En este marco, confesó: ”Pensé que ese era el fin para mí” y sostuvo: “Me di cuenta de pronto que no debí haberme encerrado en el baño. Debí esconderme en el armario. Luego sentí que estaban tratando de entrar a mi oficina y entendí que era demasiado tarde”, añadió. “Pensé que era el fin de todo, pensé que moriría”, dijo abrumada.

Con información de ANSA.