El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este miércoles que la democracia del país “está bajo un ataque sin precedentes” que “roza la sedición, y debe acabar ahora”, después del asalto al Congreso de cientos de seguidores del mandatario Donald Trump.

Además, Biden exigió al saliente mandatario hablar en televisión nacional para “defender la Constitución” y poner “fin al asedio” al Congreso, tras el asalto de miles de sus seguidores. ”Solicito al presidente Trump salir en televisión nacional ahora y cumplir con su juramento, defender la Constitución y exigir el fin de este asedio”, dijo en una breve declaración desde Delaware.

En este momento nuestra democracia está sufriendo un ataque sin precedentes, como ninguno que hayamos visto en los tiempos modernos”, denunció, momentos antes de que el propio Trump hablase para pedir a los manifestantes que se fuesen a casa mientras volvía a denunciar el supuesto “robo” electoral.

Donald Trump y Joe Biden.

Biden habló de “insurrección” como su primera reacción al asalto y subrayó que “las palabras de un presidente importan”. “No importa lo bueno o lo malo que sea el presidente”, dijo y advirtió que “el mundo está observando”.

De esta forma, tambien dijo que está “apenado” e “impactado” por las escenas de esta tarde en el Capitolio. “No representan lo que somos. Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas dedicado a saltarse la ley. No es disidencia, es desorden. Roza la sedición y debe terminar”, se lamentó.

La irrupción de los seguidores de Trump se ha produjo en medio de la certificación de los votos del Colegio Electoral que iba a dar la victoria definitiva a Biden. “La certificación del Colegio Electoral debería ser un ritual sagrado en el que afirmamos la majestad de la democracia estadounidense”, concluyó el presidente electo.