Tres policías murieron tiroteados y un cuarto fue herido, tras intervenir en un caso de violencia de género en un pequeño pueblo de Francia.

El gobierno francés informó este miércoles que el presunto agresor, de 48 años, apareció muerto horas después de lo ocurrido. Según fuentes del entorno del sospechoso, pareciera que se quitó la vida.

Los hechos ocurrieron en una aldea aislada cerca Saint-Just, en el departamento de Puy-de-Dôme (centro-este), en la madrugada del miércoles. Los policías fueron tiroteados por un hombre cuando intentaban ayudar a una mujer que estaba refugiada en el tejado de una vivienda.

El lugar donde murieron los tres policías que actuaron en un caso de violencia de género. (AFP)

El presidente francés, Emmanuel Macron, los calificó de “héroes” y confirmó que acudieron en auxilio de una mujer “víctima de violencia conyugal”.

“Intervinieron para socorrer a una mujer víctima de violencias conyugales (...) La nación se une al dolor de sus familias. Para protegernos, nuestras fuerzas ponen en riesgo sus vidas. Son nuestros héroes”, dijo el jefe de Estado en un mensaje en Twitter.

En tanto, la mujer pudo ser rescatada ilesa y fue interrogada para aclarar lo sucedido ante la Justicia.