Una trabajadora de salud de Alaska, Estados Unidos, sufrió una reacción alérgica grave después de recibir la vacuna contra el coronavirus de la empresa Pfizer-BioNTech, la mujer se encuentra hospitalizada pero estable.

Un portavoz de Pfizer declaró que “todavía no tenemos todos los detalles del informe de Alaska sobre posibles reacciones alérgicas graves, pero estamos trabajando activamente con las autoridades de salud locales para evaluar” el caso, en este sentido añadió: “Supervisaremos de cerca todos los informes que sugieran reacciones alérgicas graves después de la vacunación y actualizaremos el texto de la etiqueta si es necesario”.

Vacuna que investigan los laboratorios Pfizer y Biontech contra el Covid-19

En líneas generales, el ensayo no encontró problemas de seguridad graves, pero los reguladores y la compañía continúan monitoreando los casos adversos tras la vacunación. Los voluntarios que se presentaron al ensayo clínico de Pfizer -alrededor de 44.000 personas- eran excluidos si tenían antecedentes de reacciones alérgicas a las vacunas o a componentes del inmunizante contra el COVID-19.

En Estados Unidos esta semana unos tres millones de personas se aplicarán esa vacuna y se espera llegar a un total de 20 millones de personas este mes si se aprueba otro inmunizante, el desarrollado por el laboratorio estadounidense Moderna.

Por su parte, el regulador de alimentos y medicamentos de Estados Unidos, la FDA, emitió una aprobación de emergencia para el inmunizante con la advertencia de que las personas que hayan experimentado alergias a los ingredientes dentro de la vacuna deben evitarla.

FDA is aware of reports of an anaphylactic reaction in a #COVID19 vaccine recipient. The agency will continue to work with CDC and Pfizer to better understand what occurred. https://t.co/d904DDYnxx

— U.S. FDA (@US_FDA) December 16, 2020

La FDA publicó este miércoles en su cuenta de la red Twitter que tiene “conocimiento de información sobre una reacción anafiláctica en una persona que recibió la vacuna de Covid-19”. ”La agencia continuará trabajando con los CDC (Centros para la Prevención de Enfermedades) y Pfizer para comprender mejor lo que sucedió”, añadió.

En relación con este caso, cabe recordar que dos trabajadores de la salud en Gran Bretaña tuvieron reacciones alérgicas similares, lo que provocó que el Gobierno recomendara a la población que evitara recibir la vacuna si tenían antecedentes de alergias graves.


RELACIONADAS