El empresario José Becker, papá del arquero brasileño Alisson Becker, del Liverpool inglés, murió ahogado en una represa que pasa por su casa en el sur del país, según informaron en la madrugada de este jueves los organismos de socorro.

El Cuerpo de Bomberos de Caçapava do Sul confirmó que el cuerpo encontrado poco antes de la medianoche del miércoles era del empresario de 57 años.

El empresario se encontraba de pesca deportiva con amigos en su casa de campo en el municipio de Lavras do Sul, a 320 kilómetros de Porto Alegre, la capital regional.

Becker desapareció cuando nadaba en la represa Rincao do Inferno, un turístico paraje de formación rocosa del río Camaquá que pasa por su propiedad, y su cadáver fue rescatado por un amigo y un empleado de la casa de campo.

El club Fluminense de Río de Janeiro, donde actúa como portero titular su otro hijo, Muriel, lamentó la muerte y le deseó a través de sus redes sociales “fuerza” a todos los familiares y amigo.

“Es con mucha tristeza que recibimos la noticia de la muerte de José Agostinho Becker, padre de nuestros exporteros Álisson y Muriel. El ‘Club del Pueblo’ le desea fuera a los familiares y amigos en este momento de tanto dolor”, expresó el Internacional de Porto Alegre, donde se iniciaron ambos futbolistas.

Alisson, de 28 años, agradeció por su parte a través de su jefatura de prensa los mensajes de apoyo e indicó que la familia pidió privacidad.

El portero titular de la selección brasileña y considerado como uno de los mejores de la actualidad tampoco dio detalles sobre un eventual viaje a Brasil para las exequias de su progenitor, en un escenario en el que los vuelos entre el Reino Unido y el país suramericano están suspendidos por las nuevas cepas de la covid-19.


RELACIONADAS