Las autoridades sanitarias de Chile informaron este martes que detectaron el primer caso de la nueva cepa del coronavirus que circula en Gran Bretaña. Se trata de una mujer chilena que arribó a Santiago y luego se trasladó al sur del país.

El contagio fue detectado tras un análisis al examen de PCR (hisopado) que se hizo la pasajera tras presentar síntomas una vez que llegó a Chile, informó la subsecretaria del Ministerio de Salud, Paula Daza.

La pasajera arribó a Chile el 21 de diciembre proveniente desde Madrid tras estar en Dubai y Londres, luego se trasladó en avión a la ciudad de Temuco, a unos 800 km al sur de Santiago.

La mujer, cuya identidad no fue informada, fue internada en un hospital de su comuna, al igual que sus contactos estrechos.

``El 22 de diciembre a las 6:35 de la mañana, en un vuelo proveniente de Madrid, llegó una pasajera chilena que se le hizo un PCR en el aeropuerto. Estuvo una semana en Londres visitando a familiares. El día 23 de diciembre su examen dio positivo’', señaló en Twitter el Ministerio de Salud de ese país.

Daza explicó que al saberse que la mujer había estado en Gran Bretaña, se usó una muestra para ``identificar la variante... (que) es la misma encontrada en el Reino Unido’'.

Chile cerró la terminal aérea el 20 de diciembre a todos los vuelos procedentes de Gran Bretaña y a los extranjeros que hayan estado en ese país en las últimas semanas. ``Esta persona es una chilena que regresó a través de Madrid’', dijo Daza.

En tanto, la Secretaría Ministerial de Salud ``se encuentra localizando a los pasajeros del vuelo de Santiago a Temuco``, informó en Twitter el Ministerio de Salud, mientras que Daza pidió a los pasajeros que tomen las medidas de aislamiento y se trasladen en forma urgente a un centro de salud para ser testeados y, de resultar positivos, secuenciar el virus que portan.

El gobierno de Chile dispuso, como medida transitoria, que desde el 31 de diciembre próximo todos los chilenos y extranjeros que ingresan al país deben hacer una cuarentena de 10 días.

Chile es uno de muchos países de la región que cerraron sus fronteras aéreas a vuelos y pasajeros provenientes de Gran Bretaña.


RELACIONADAS